Exámenes ocupacionales: más que una obligación, una prevención

Como empleadores, todos tenemos la responsabilidad de velar por la salud y las condiciones físicas en las que se encuentran nuestros empleados y es por esto que existen los exámenes ocupacionales obligatorios.

Es importante entender los tipos de exámenes que se debe realizar nuestro personal y por eso, hoy te traemos la explicación completa de los exámenes que puede estar necesitando tu organización:

 

  1. Examen de preingreso

Antes de la contratación hay que conocer las condiciones físicas, mentales y sociales de una persona, para determinar si está en plena capacidad para las funciones de la responsabilidad que entraría a asumir. Estos pueden incluir pruebas de:

  • Visiometría para estudiar la capacidad visual lejana y cercana
  • Audiometría para evaluar la audición
  • Laboratorio clínico para analizar una muestra de sangre u orina
  • Examen físico osteomuscular

 

Además, estos exámenes permiten que la empresa tenga claridad sobre las necesidades que deberá suplir a futuro con esa persona.

 

     2.  Examen periódico

Para asegurar que los empleados estén en capacidad de desarrollar bien sus labores, es recomendable realizarles este tipo de pruebas que determinan la evolución médica y pueden ser de dos tipos:

  • Programadas: monitorean el nivel de exposición a situaciones de riesgo e identifica posibles problemas en la salud del empleado, bien sean de origen común u ocasionados por el trabajo que realiza.
  • Por cambio de ocupación: cuando una persona cambie de cargo, ambiente laboral o funciones hay que conocer si cumple con todas las capacidades para desarrollar dicha función.

 

¡NO PONGAS EN JUEGO LA SALUD DE TU EMPRESA! SOLICITA AQUÍ EL SERVICIO DE EXÁMENES OCUPACIONALES PARA TUS EMPLEADOS

  1. Examen pos-incapacidad o reingreso:

Esto se debe hacer, a los trabajadores que han estado ausentes por más de 30 días del espacio de trabajo debido a un accidente laboral, enfermedad u otro problema relacionado con su salud. También debe realizarse a aquellos que hayan sido hospitalizados o hayan pasado por cirugías complejas. Todo esto es con el propósito de tener seguridad de que el empleado esté en condiciones óptimas para retornar a sus labores.

  1. Examen de egreso

Cuando se termina un contrato laboral, hay que dar una valoración de egreso de la persona. Se deja registro de la salud del trabajador y establece o descarta enfermedades profesionales que haya podido desarrollar durante la realización de sus tareas.

Es una obligación de todas las empresas no solo suministrar y acondicionar el lugar de trabajo para garantizar el bienestar del empleado, sino realizarle los exámenes médicos correctos que evidencien que es la persona ideal para la labor.

En Safety First no solo te ofrecemos el servicio de exámenes ocupacionales, sino te damos la posibilidad de personalizarlos de acuerdo a las necesidades de tu organización. 

Contamos con un equipo de profesionales con experiencia que se asegurarán de darle la mejor atención a tus empleados. Para recibir más información, comunícate con nosotros aquí.

Deja una respuesta